¿Cansado de navegar buscando porno de calidad? Aqui tienes el mejor contenido, recopilado para tu placer:

Trio MHM
Bueno, comenzaré diciendo que soy una chica muy caliente, siempre lo he sido, y aunque no soy ninguna miss universo siempre he tenido una vida sexual activa y satisfacctoria.
 
Estaba en el Colegio cuando descubri que tanto las mujeres como los hombres me atraian, la verdad eso no me dio miedo ni mucho menos, al contrario, creo que fue en acto más bien rasonado.
 
Pasaron los años y las parejas (tanto hombres como mujeres), y siempre el sexo era de bueno a excelente, y es que no es por nada, pero soy muy buena en la cama, pero aún así yo queria algo más.
 
Estando ya en la Universidad entre a un gurpo de internet de chicas les y bi, la verdad es que jamas hice mucho caso, pues no creia que nada se pudiera concretar de esa manera, hasta que conoci a una chica de mi misma ciudad. Pasaron varios meses antes de que pudiera conocerla, pero cuando lo hice me lleve una gran sorpresa. Ella era una chica delgada, rubia, muy bien formada,  y era mayor que yo y pense que por eso yo no le iba a atraer pues veran, como dije no soy niguna super modelo, soy bajita (rasguño el 1.60), soy llenita, morena, caderona y con pecho de regular a pequeño, y pues me sentia medio en desventaja, pero no, el dia que nos conosimos me llevo a comer y ahi las sorpresas no paraban; me conto que era casada, que nunca había estado con ninguna mujer pero que tenía mucho tiempo deseandolo y que incluso su esposo quería que ella tuviera una mujer; eso no lo podía creer, pero ella juro que asi era, que tenía  mucho tiempo buscando quien se animara para hacerlo con su esposa. Ese día no paso nada y de hecho pasaron varios días sin saber de ella, hasta que un fin de semana recibi una llamada.
 
Ella y su esposo me invitaban a salir a bailar, al principio no supe que pensar, pero despues de unos minutos de insistencia acepte.
 
Cuando llegamos al lugar su marido se fue con unos amigos y ella y yo comensamos a platicar, sin darnos cuenta al poco rato bailabamos muy pegaditas una de la otra y podiamos sentir las miradas sobre nosotras, no falto el atrevido que nos pidiera mas distancias porque provocabamos reacciones entre la gente, pero eso en lugar de incomodarnos hizo que no pegaramos aun más. Mis manos atrapaban su pequeña cintura y mi rodilla estaba entre las suyas, nos moviamos de una manera muy cachonda, ella comenzaba a respirar algo profundo y podía sentir la mirada penetrante de su esposo. Despues de un rato su marido se acerco hasta nosotras, yo pense que estaba molesto, pero no, me pregunto que hasta que hora podia llegar a mi casa y le dije que no había problema; acto seguido, viajamos a mil por hora sobre una avenida para llegar a su casa. En el camino ella se cambio del asiento delantero a donde yo estaba, y comenzamos a besarnos, el nos veia por el espejo retrovisor y aceleraba aun mas, no supe ni como llegamos, pero en menos de lo que pense estabamos fuera de su casa.
 
Me invitaron a pasar, inmediatamente pusieron musica y apagaron las luces, en su recamara todo estaba listo, la cama, algo de escencias aromaticas luz tenue y una silla frente a la cama, ella se recosto sobre la cama y el se quedo en la silla.
 
Inmediatamente despues me acerque a ella y comenzamos a besarnos, ella era como una perrito curioso que quiere descubrir todo, pero tenía que indicarle como y por donde, le comence a quitar poco a poco la ropa, hasta que la deje solo en tanga, sus senos eran muy blancos, grandes y con unos pesones pequeños y rosados, que se erectaron apenas lo roce con la lengua, despues fui bajando, recorriendo su cuerpo con la lengua, al abdomen, el hombligo, justo ahi donde comeinza el bello pubico, y despues pase a sus piernas, a sus ingles, recorri sus pantorillas y sus pies, mientras acariciaba con las manos cada parte de su cuerpo. Moje un dedo con su saliba y comence a jugar con sus labios vaginales, abriendo un poco y despues regresando a los labios, ella estaba exitadisima, asi que me decidi a lamer un poco su clitoris, apenas la toque se volvio loca, se estremecia ante mi y me dicia cosas como: "Sí, sigue, que rico, jamás en mi vida había sentido así, dame más, sigue por favor, te lo ruego"
 
Yo estaba ya muy caliente y no me di cuenta cuando su esposo se levanto de la silla y se acerco a mi, me quito el pantalon y mientras yo le hacia el oral a su mujer el me comenzo a dilatar el culo para darme por detras, senti riquisimo cuando senti toda su verga caliente y punsante en mi, podía sentir como latia su verga en mi interior.
 
Despue de un rato de estar asi, el se salio de mi y me tiro en la cama, ella puso su monte de venus en mio cara y el me comenzo a penetrar por delante, era una cosa frenetica, ella montaba en mi cara pidiendo que la penetrara toda con la lengua y el dandome por el coño, despues volvimos a cambiar, el estaba por venirse asi que me pidio que se la mamara, queria sentir lo que su linda esposa habia sentido, asi que comence a mamar, para mi sorpresa ella hizo lo mismo conmigo, y aunque no era una experta lo hacia muy bien, me vine como dos veces, porque ademas mientras me lamia todo el coño, me metia unos dedos en el culo, al poco rato comence a sentir como el miembro que tenia en la boca se ponia más caliente y el comenzaba a temblar,  así que supuse que estaba por reventar, cuando ya no podia más le hablo a esu esposa y le dejo ir toda la leche por la cara y los pechos, ella la recibia gustosa, la saboraba y se masageaba las tetas con el liquido, despues el me pidio que se la limpiara con la lengua, cosa que hice sin pensarlo, ella seguia muy caliete asi que mientras le chupaba los pesones le meti unos dedos en el coño hasta que se vino.
 
Despues de eso los tres nos metimos a la ducha... pero eso es tema de otro relato.
 


 


 

Para volver a SEXYCUENTOS, haga click aquí



 

¿Cansado de navegar buscando porno de calidad?

Aqui tienes el mejor contenido, recopilado para tu placer:

 

¿Escribes relatos eroticos? Mándamelos por mail (preferentemente en .doc) y los publicaré

latinas
sexo
sexo anal