¿Cansado de navegar buscando porno de calidad? Aqui tienes el mejor contenido, recopilado para tu placer:

En el establo

Esta es una historia real, tan real que me paso a mí  durante una larga estadía en Punta del Este, Uruguay, ¿ y por que digo estadía? Porque soy de Argentina y fui con mi familia a una estancia de mi tío a pasar unas ‘’felices vacaciones’’...  serian mas que unas simples vacaciones...

  Como típico adolescente adinerado mis padres se ensañan en que aprenda actividades de tales, equitación, polo, golf, crocket, y un sinfín de cosas que odio, pero mientras que me den dinero no me importa.. pero la verdad, nunca había visto un caballo tan grande como el que estaba en el establo, su nombre: Tormenta.

   Era una inmensa casa típica de una película de Hollywood, grandes campos verdes, cultivos, establo, cancha de tenis, una inmensa piscina, una casa de 12 habitaciones, un patio que era más grande que toda mi casa, y eso que mi casa es bastante grande.

    Ni bien llegamos mis primos me mandaron directamente a la piscina, yo de cabeza me mande para allá, y antes de dar el paso final para entrar en la misma alcance a ver un morocho de ojos negros súper fuerte en el jardín de mis tíos... estaba como quería estar.

    Al preguntarles a mis primos sobre el individuo de nalgas erguidas me contestaron que era su atractivo y sensual jardinero, Fabio. A todo esto mi curiosidad no pasaba por saber su nombre sino su talla de bulto que aparentemente era tamaño industrial.

   Durante la tarde fuimos de compras, porque al parecer por la noche se daría un gran festín como motivo de... con un motivo, no importa cual. Una elegancia increíble de cada invitado hacia relucir mas aun la casa, y como  no podía ser de otra manera habían mozos contratados para el evento.. cada belleza había en el lugar..

   Pero los empleados de la casa tenia prohibido entrar a la casa por una cuestión de ``imagen`` pongámoslo así, mi tía es la típica mujer rica que le importa mas su imagen que su forma de ser, una Mirtha Legrand cualquiera...

   El evento tenia mucho lujo, mucho glamour, pero no me sentía cómodo, además era terriblemente aburrido, así que subí a mi habitación y desde la terraza miraba las estrellas cuando por una extraña razón note que el jardinero, llevaba de la mano al robusto y adonis del profesor de equitación, Lucas, que por cierto no me hubiese molestado ser su caballo para que este me montara... damos rienda suelta.

   El caso es que iban en dirección a un establo alejado de la casa y bastante oscuro, lo que me sorprendió ya que por motivos de la fiesta mi tío ordeno llevarse a todos los caballos.

    Disimuladamente baje hasta el jardín y desde ahí en persecución de mis sensuales peones, quería saber a toda costa el motivo de su reunión, además estaba tan aburrido que en una de esas estaban jugando a las cartas y me prendía.

    Mientras iba hacia el establo escuchaba ruidos extraños, similares a gemidos de hombre, pero no escuche algún de mujer, cosa que me llamo tremendamente la atención.

    Cuando me acerque a una ranura del establo vi como Lucas con los pantalones por el suelo cabeceaba antes la lujuria sexual y cada vez mas creciente de Fabio, estaban cogiendo y yo era el único testigo, pero no fue todo lo que pude ver, no sabia que Fabio hiciera tan bien el perrito como aquella noche, salió con el culo como un embudo, pero un embudo hidráulico.

     Corrí hasta la casa a buscar una filmadora y guarecer ese hermoso momento, tanto para ellos como para mi... filmaba y filmaba como se daban duro, parecían animales hambrientos de sexo, y como se la comían... devoradores de pijas a dos motores...

 

    Mientras filmaba lo que pasaba tenia una excitación indescriptible, es mas, me tocaba mi ya erecto bulto y lo masajeaba como si fuera a masturbarme, cosa que no tardaría en pasar si continuaban dándome razones para hacerlo.

   Pero todo buen momento tiene su lado torpe, al retroceder un paso para sacar una excelente toma de cómo Lucas recibía la mamada de su vida tropecé con un rastrillo que había detrás mío y caí al suelo haciendo gran alarde...

    Ambos desnudos y erectos como estaban salieron a ver que pasaba y al verme en el suelo me levantaron uno de cada brazo llevándome al interior del establo y cerrando completamente la salida, imposibilitando que alguien entrara o saliera y mucho menos escuchara debido al alto volumen que venia de la casa...

  - Así que viste algo... veamos que filmo el nene – dijo el abultado jardinero quitándome la cámara para ver lo que había grabado, al ver su contenido ambos sonrieron con una de esas muecas perversas y fueron a un rincón del establo a hablarse al oído mientras yo estaba atado de manos y pies sobre una mesa.

  - Si te gusto ese videito te va a gustar este, se llama Pendejo cogido – luego de eso me desataron y me desnudaron completamente y me tiraron sobre un colchón y lo que vino después fue mas fuerte aun...

   Me sujetaron fuerte y mientras Fabio me penetraba con todas sus fuerzas, su amantes de daba por la boca parte de que seria su anterior acabada, por un lado me lleno de gusto saber que cogía con dos chongos increíbles y por el otro una imagen tan fea el saber que me daban sin piedad y no poder defenderme siquiera... bah.. yo gozaba y gemía como un chancho y después pensaba...

   Luego voluntariamente me deje entrar, es mas, yo tome la iniciativa, se notaba que a ambos les gustaban mis ideas, ya que ninguno se quejo ni se molesto, es mas, me dejaron hacerlo que yo quisiera y ellos solo se dedicaban a gemir como adolescentes primerizos.

    Me arrodille ante ellos y me introduje en la boca ambas pijas, las lamía como si fuera mi único alimento en mucho tiempo, como si mi vida dependiera de mamar esas pijas talle XXL. Ellos me hacían cabecear y volver a repetir el proceso, era lo que me gustaba, su cooperación en el plan Mamada Imperial.

   El placer que obtuve de ambos era incomparable al recibido con otras personas, pero el manjar supremo llego con la aparición de un liquido blanco en la punta de ambas cabezotas y que empezaban a hacer estragos en mi boca, yo me hice una gárgaras con ella, lo que dejo atónitos a mis secuestradores...

   No se sentía un alma en los alrededores, todo muy tranquilo, y nosotros enfiestados como pocos vistos hasta el momento, era un trío de lo mas entretenido y ninguno quería dejar de vivir lo que estaba pasando.. era imposible separarnos, y yo actuaba como la victima mas entretenida de la historia.

   Luego mi querido profe se puso mirando al techo y yo montaba su pija como si se tratara de un caballo de carreras, por la velocidad que tomábamos y por la jineteada incesante.

    Era una descomunalidad ver tanta carne en medio de un frenético acto de sexo desesperado... pero pasadas las 2 horas de tal momento decidimos acabar con esto y seguir en otro momento, y hablando de acabar.. acabamos mas de 10 veces y el suelo era una muestra fiel de dicho acto.

    Al día siguiente nadie se podía despertar antes de las 12 del mediodía, mi familia por el dolor de cabeza y la resaca de la fiesta, yo porque mi culo parecía la capa de ozono, porque tenia el agujero mas grande cada día...

   Para cuando fui al establo donde la noche anterior, todo recobro su estilo normal, Lucas estaba bañando unos caballos con una camisa blanca que denotaba sus músculos y un Jean apretadísimo, me acerque para saludarlo y me dijo al oído:

 - Esta noche vas a vivir lo que es realmente el placer de mi verga suelta – mientras se iba a dejar un caballo, me guiño un ojo y se fue.

   Cuando fui para la piscina estaba Fabio con un short apretadito y sin remera, con sus pectorales al aire y cuando me acerque a saludarlo me dijo algo similar al oído:

  - Esta noche vas a disfrutar de mi manguera mojando tu flor de culo... -  me quede atónito por tal respuesta, se notaba que ambos tenían una calentura importante después de lo vivido la noche anterior y que les gusto de una manera increíble que un pendejo de 17 años los haya hecho gozar como un porno star de 20 años de trayectoria.

  Para cuando llego la noche en la mesa mi familia hablaba de diversos temas, entre los cuales estaba el de hacer una reunión en dos días, ¿otra mas? Mi culo no daba mas, me tiritaba como si hubiera corrido 10 horas seguidas, aunque me corrieron como nunca. 

   Desde un ventanal del salón alcance a ver a Lucas y Fabio que me hacían gestos y caras obscenas, cosas que me excitaban, y hacían señas de que fuera esta noche al viejo establo...

    Fui, pero no se veía nada ni nadie, de pronto vi unas luces que me encandilaban, era un Jeep y mis opresores a bordo, me invitaron a subir y que fuera con ellos, que tenían una sorpresa... ni le dude, total, tenia unas ganas de volver a ser cogido que no me aguantaba las ganas.

    Salimos a la ruta y me empecé a preocupar, me carcomía la duda de donde íbamos y tenia ganas de volver, me arrepentí por un instante de haberles hecho caso, pero ya era tarde... cuando entraron por una calle oscura sin iluminación alguna... nos bajamos a mitad de la calle y pasamos por debajo de un alambrado roto.

  - Te gusta el peligro y la adrenalina? Ya lo vas a vivir – me dijeron con una risa siniestra y tono intrigante.

   Estábamos a mitad del campo, lo único que se veían eran viñas de Uva y olivos frondosos, que oscurecían aun mas el lugar, y al llegar a un olivo de arrancaron la ropa, me tiraron al suelo y me pusieron en 4.

   Me abrieron las nalgas y mientras me cogían me decían que este seria el lugar donde cogeríamos, lo raro era que mientras gemíamos hablábamos... yo gozaba como nunca, me pusieron una rama en la boca para evitar gritar y Fabio le tapaba la boca a Lucas para que no gritara y llamara la atención del dueño del campo... Fabio filmaba lo que pasaba con tal brutalidad, se zamarreaban como si fuera un muñeco de trapo indefenso en manos de unos salvajes animales.

   Luego le toco al excitado Fabio demostrar su fortaleza sexual, me la dio de una y sin aviso alguno, me llego hasta el final y ni bien su cabeza cruzo mis nalgas me acabe a mitad del césped dejando una enorme mancha blanca que nunca había visto tan abundante...

    La pasamos bomba, bocarriba, bocabajo, conocí todas la posiciones habidas y por haber, pero tampoco ofrecí negativa alguna, es mas, yo los insultaba y provocaba para que me la dieran mas fuerte y con mayor velocidad...

    Yo era la victima de su crimen y me encantaba, cada vez que se acababan en mi culo brotaba un río blanco que cada vez parecía un océano. Cuando Lucas fue a mear detrás de unos matorrales Fabio aprovecho y dejo la filmadora en el suelo y llevo mis piernas hasta sus hombros... me la dio como si Hiroshima y Chernobyl hubieran explotado en mi ano, parecía un desesperado por la manera con que me cogió... me partió el ano y esa si que me dolió...

    Parece que no era un campo precisamente donde habíamos entrado, sino a un club deportivo... fuimos a las duchas y entre el agua hirviendo en el cuerpo y nuestra necesidad sexual fue algo para recordar... caminábamos con las pijas al aire... bah.. ellos, a mi me llevaba en sus hombros Fabio a toda velocidad apurado por terminar lo que habíamos empezado...

   Eran pasillos y pasillos de puros casilleros y estaba súper oscuro, solo se veían nuestras sombras... pero pasadas las 4 horas decidimos irnos y volver a casa... Al pasar por un cartel de un sex shop nos volvieron las ganas de coger y mientras Fabio conducía completamente desnudo, en el asiento de atrás yo el montaba la pija a Lucas el cual gritaba como nunca, y además estamos en mitad del campo, quien iba a escucharnos...

   Seguimos durante 4 días con esta rutina sexual hasta que un día, durante una cogida en una bodega de la casa salimos apuradísimos y dejamos por accidente la cámara... la cual llego a manos de mi tío y el cual ardía en odio, furia y descontrol, pero lo que el vio no era lo que realmente pasaba, lo que el vio era que su sobrino era ‘’obligado’’ a mantener relaciones sexuales con sus peones y no que era el mismo pendejo el que se monto mas de 85 veces las pijas de los dos individuos.

     Yo intente hablarlo con mi tío, pero cada vez que yo decía algo me interrumpía diciendo que yo era un chico inocente y que fui victima de esos degenerados, así que esa misma tarde le mande una carta a mi tío diciéndole que subiera a mi cuarto. Fabio ya estaba desnudo y tirado sobre mi cama recibiendo mis mamadas y cuando escuche que alguien subía inmediatamente me subí sobre su pija y lo cabalgue fuertemente mientras gemía y gritaba: - Si, si, damela, dame mas, toda, la quiero adentro, soy tu puta -  con el fin que esas palabras llegaran a oídos de mi tío y se diera cuenta del verdadero culpable y evitara que despidieran a ambos potros.

    Luego a la media hora otra carta para que fue al estudio, Lucas estaba sobre el escritorio recibiendo mis lengüetazos anales cuando escuche que crujió el piso de madera, me le subí encima y lo monte como pocos, y los mismo gritos, digamos que fue la mejor actuación de mi vida... esa tarde s eme hincho el culo de una manera poco descriptible con palabras, pero fue por una noble causa, el evitar que ellos perdieran sus fuentes de trabajo y evitar que yo pierda mis fuentes de placer...

     Lo hable con mi tío y quedamos de acuerdo, él prometió no decirle nada a mis padres a cambio de que yo no revelara secreto suyo bastante intimidantes y un ultimo favor.. que le chupara la pija tanto como se las chupe a sus trabajadores... pero esa es otra historia, chau, se las sigo mañana...

   Si te gusto esta historia, me gustaría que me lo hicieras saber, te doy mi mail y me escribís que tal te pareció la historia, quisiera recibir tus criticas y consejos e intercambiemos experiencias, Mi mail es Valdenvolten_len1733@hotmail.com.

 


 


 

Para volver a SEXYCUENTOS, haga click aquí



 

¿Cansado de navegar buscando porno de calidad?

Aqui tienes el mejor contenido, recopilado para tu placer:

 

¿Escribes relatos eroticos? Mándamelos por mail (preferentemente en .doc) y los publicaré

latinas
sexo
sexo anal