¿Cansado de navegar buscando porno de calidad? Aqui tienes el mejor contenido, recopilado para tu placer:

Un hermoso ranchero
Esta historia es verdadera, me sucedió cuando tenia 21 años, recién egresado de mi carrera estaba trabajando par el gobierno, deslindando terrenos, por lo que me tocaba visitar a diferentes ranchos, era el mes de marzo, el calor estaba insoportable, y tenia cubierto área de trabajo por lo que me disponía a retornar a la ciudad ya lo soñaba, estar fuera del polvo, del sol. Pero unos de mis compañeros estaba atrasado y no podía regresar así que le tuve que ayudar, con unos de sus ranchos, de donde estaba quedaba como alrededor de cuatro horas de camino. Bueno a mal paso darle prisa, tome mi jeep y a manejar llegue como las 5:00 pm sudado y muy polveado. Al parecer no había nadie en la casa llame  muchas veces nadie me contesto, me iba dar la vuelta, pero entre a la casa no había nadie cruce la sala, Salí por un corredor en una silla vi ropa de hombre, alce mi vista y distinguí un río, y en él se bañaba un hombre, desde lejos pude observar que era alto y muy fornido. Me fui acernado como a unos cinco metros me pare detrás de unos árboles. Pude ver lo muy bien era muy fornido,   de gran espalda, piernas gruesas los vellos le escurrían por toda   la espalda por efecto del agua. Unas nalguitas blancas y muy velludas, cuando se agachaba podía ver un agujerito oscuro. Mi verga estaba a cien, bien parada, me tranquilice un poco y le hable dándole las buenas tardes no sin antes de sacarme mi playera, par que no se diera cuenta de que mi verga sobresalía de mis pantalones cortos, se dio vuelta me saludo con una gran sonrisa tenia unos ojos color miel, nariz grande, labios gruesos con bigotes bien tupidos su piel curtida por el sol, pechos muy grandes con una tetas deliciosas algo grandes, su verga le colgaba deliciosamente, unas grandes bolas llenas de vellos. Mi excitación creció Le dije nombre Oscar y que buscaba al sr. Mariano  Rojas, yo soy me contesto. Soy el ingeniero que viene medir sus tierras. Bueno no mas me termino de bañar y platicamos. Me senté en una piedra cerca de él teniendo la vista más agradable que yo hubiera imaginado. La de un hombre y que hombre y que cuerpo con una verga de aproximadamente 20 cm de largo de un color blanco con grandes venas y una gran cabeza mucho más gruesa que el resto de un color moradito. Se me hacia agua la boca de nada más imaginarme mamándola, le mencione que hacia mucho calor y que el agua estaba muy fresca. Por que no se da un baño me dijo, no lo pensé dos veces me desnude   dándole las espalda par que no viera mi erección que pude calmar con el agua fría. Estuvimos platicando como alrredor de dos horas dentro del agua. No podía despegar  mi vista de su cuerpo, terminamos de bañarnos. Nos dirigimos a la casa Él llevaba puesto su ropa interior de color blanco, caminaba delante de mi la ropa se le pego a su cuerpo húmedo mi verga me dolía lo tenia bien parada tuve que contenerme para no acariciar su nalgas  que se movían al ir caminando. Llegando a la casa se sentó en una silla abriendo sus pernas que do delante de mi vista unas bola y la punta de su verga que salía de la truza. Nos tomamos unas cervezas y platicamos de mil cosas.

       Era un hombre solo con 52 años de edad, su esposa e hijos vivían en la capital y él bajaba a la ciudad cada mes o quince días por víveres. Ya más confianza y mucha cervezas la plática lo encauce a lo sexual.  Que hacia cuando tenía deseos. Me contesto tengo mi mañas y se sobo la verga dejando parte de su paquete a descubierto. Me excitación era evidente con lo estaba viendo, de cuando en cuando se la volvia sobar, se ve que la tiene muy grande le dije. Si y me salio muy buena me respondió, metiendo la mano dentro y se la saco jalándola hacia fuera, su mano era muy grande y todavía le sobraba mucha verga. Otra cerveza ingeniero me dijo le dije que si se levanto de la silla y se saco verga por la pierna dirigiéndose al refrigerados su verga se columpiaba semirrecta. Me levante y me dirigí a mi carro saque un short corto blanco, me quite los pantalones y mi slip ya que estaban doliendo las bolas por la excitación y por que lo tenia mojado. Me desnude y me puse solo el short, aunque me lu tube jalándolo u ratito,  al darme vuelta mariano estaba atrás de mi sin darme cuenta, se estaba agarrando la verga que casi la tenia parada, era enorme con muchas venas y su cabeza gruesa se veía más morada. Me sonrió tomé mis cigarros y una botella de tequila y lo deje sobre la mesa, me regalas un cigarro me dijo estaba detrás de mi muy cerca, prendi un cigarro y me hice hacia tras sin darme vuelta, quedando muy pegado hacia él su verga lo sentí en mi espalda y su estomago mas arriba. Le di el cigarro sin darme vuelta y en posición me prendí otro. Al sentir que no se movía di otro paso hacia atrás, mi corazón empezó latir más rápido mi verga saltaba mas excitado y quede bien pegado a su cuerpo podía sentir su latido y como su verga se ponía más tensa me paso un brazo por mi cintura apretando firme pero suave. Me dijo estas muy excitado le conteste que si.

Me di la vuelta y mis labios se pegaron a su pecho al cual comencé a besar, luego seguí con sus tetitas, empezó a gemir le baje la cabeza y lo bese en la boca no puso resistencias mientras mis manos le recrían el cuerpo, sus piernas, le quite la ropa interior lo empecé a masturbar con mis manos, no oponía resistencia, lo estaba disfrutando, me baje para mamarle la verga, apenas me metí la cabeza en mi boca, le lamí toda la verga, las bolas jalando con mis dientes suavemente lo vellos, el gemía más y mas fuerte, tenia los ojos cerrados gozando de mi mamada, le di la vuelta y lo flexione para meterle mi lengua en su hoyito, donde estuve bastante tiempo lamiendo y metiéndole la lengua si que lo estaba disfrutando. Me levantó y me beso en la boca salvajemente sentí su recio bigote  y me dijo que ya no podía más y estaba por terminar, le ofrecí mi culito para que me metiera la verga pero que primero fueran sus dedos ya que lo tenía muy grande y me podía lastimar, primero fue uno, luego dos, después tresque hacia gritar de placer, puse mucha saliva en mi mano Lugo le dije que le echara más y con eso embarre su verga y mi trasero.

Me lo fue metiendo por partes ya que sentía que me estaba partiendo en dos el dolor era muy fuerte pero mi calentura era más. Me lo metió todo sentí sus huevos chocar en mis nalgas, le dije que me lo dejara adentro un buen rato para acostumbrarme a su verga, mientras recorría mi cuerpo con su manos me besaba el cuello, orejas, no se en que momento empezó a sacar y meter su verga, me dolía más poco el placer que me estaba proporcionado hasta que empezó a jadear mas fuerte, su cuerpo se puso tenso y exploto dentro de mi, así parados me  tubo abrazado por largo tiempo hasta que su verga  salio de mi culo. Que rico me cogio y era la vez que metían una verga enorme, seguimos tomando ya los dos desnudos, mientras nos besábamos le acariciaba todo su cuerpo con más confianza. Mi verga estaba preeyaculando me paso unos de sus dedos me limpio la verga y se lo llevó a la boca. Me levanté y le ofrecí mi verga lo pensó un poco y después de un rato me la empezó a mamar y me vine en su boca y se trago toda mi leche que después compartimos con un beso.

Fue algo increíble el trabajo que me iba llevar dos días se convirtió en una semana en el cual, nos cogimos muchas veces y de muchas maneras lo deje echo un experto. Por que era la primera vez que cogia con un hombre y era la primera vez que se lo metían. Eso es excitante esdtar con un heterosexual y ser su primer en su vida es muy rico. Otro vez les comento como fue que me lo cogí y como el cuando esta solo tiene ganas y de cómo se la quita (esto esta cañon)

 

Para volver a SEXYCUENTOS, haga click aquí



 

¿Cansado de navegar buscando porno de calidad?

Aqui tienes el mejor contenido, recopilado para tu placer:

 

¿Escribes relatos eroticos? Mándamelos por mail (preferentemente en .doc) y los publicaré

latinas
sexo
sexo anal