¿Cansado de navegar buscando porno de calidad? Aqui tienes el mejor contenido, recopilado para tu placer:

Mi primera vez de lujo, segunda parte

Hola amigos, soy David, y ante todo quiero agradecer los comentarios que he recibido por la primera parte de este relato titulado MI PRIMERA VEZ DE LUJO 1RA PARTE

Bueno sin mas preámbulos lo continuo, no sin antes hacerles recordar que en la primera parte del relato habia pactado un encuentro con un sr de 42 años mas o menos y nos habiamos citado en un lujoso hotel, yo de 24 años en ese entonces nunca habia tendio sexo antes (gay), continuo el relato


La puerta estaba entre abierta, y con miedo atine a empujarla, detrás de ella estaba el, Miguel, con una amplia sonrisa. Entre a la habitación pese al temblor que sentian mis rodillas, una vez adentro nos dimos un fuerte abrazo, y por fin senti un gran tranquilidad, levante mi cabeza y vi sus hermosos ojos y su bigote. Instintivamente m alce un poco para darle un suave beso que en segundos se transformo en un beso lujurioso y desesperado, tanto asi que lo empuje hacia la gran cama que estaba detrás de el, no resistia la pasion que llevaba dentro de mi oculta por tantos años.

Empece a morderle los labios como si fuera un caníbal, mis manos rapidamente bajaron intentando arrancarle la camisa; sin embargo el me detuvo poniendo su mano sobre mi pecho :” no seas tan apurado que aun tenemos mucho tiempo”, … yo le dije : “ es que es mi primera vez”, ………… “jajajajajaja” (el respondio riendose de mi”

Luego se puso de pie y yo hice lo mismo sin saber que hacer, entonces el me dijo : “que te parece si nos damos un baño”, … yo accedi

Me tomo de la mano y caminamos hacia el baño, sin embargo nos detuvimos o mas bien yo lo hice unos metros antes de entrar al baño, habia algo asi como una comoda para la ropa y encima un gran espejo, y detrás de mi veia a Miguel, el mas alto q recosto su barbilla sobre mi hombro y m abrazo de la cintura, mientras sentia su cuerpo pegarse al mio por detrás. No pude contenerme y cerre mis ojos para disfrutar el roce de nuestros cuerpos aun con la ropa.

Esta vez fue Miguel quien empezo a acariciarme, pero muy lentamente, recorria todo mi cuerpo con largos movimientos de sus manos sin dejar escapar nada, de esa forma poco a poco fue el qien empezo a quitarme la ropa, mi camisa, mi correa y mi pantalón, se sorprendio al ver que no llevaba ropa interior y con su blanca mano tomo mi miembro que estaba totalmente duro y muy humedo, con su otra mano empezo tambien a desnudarse, hasta quedarse en calzoncillos.

Después de ese toqueteo me voltee y lo abrace frente a frente para fundirnos nuevamente en un largo beso, yo ya me habia clamado y estaba totalmente relajado, fue entonces cuando entramos a ese hermoso baño con un gran tina de jacuzzi, nunca habia visto tantas toallas juntas, la temperatura del agua de la ducha era perfecta. Miguel me baño por completo, sin dejar ningun detalle, luego el se baño y me dijo que lo espere en la cama y asi lo hice.

Me fui a recostar a la cama, y luego el llego, sin embargo primero se fue a la ventana, que en vez de ventana era una mampara gigante, abrio las cortinas y podia verse todo lima completamente iluminada, dado que estabamos en uno de los ultimos pisos del edificio nadie podiamos vernos, pero nosotros teniamos una vision espectacular de lima.

Luego el se acerco a donde me encontraba yo, se agacho y se metio mi pene de 17 centimetros a la boca, ufff, … nunca senti tanto placer, era la primera vez que un hombre me la mamaba y era realmente espectacular, este señor si que sabia hacerlo, yo soy muy sensible en el glande y no me explico como pude contener tanto placer. Su boca me succionaba el pene que parecia que me lo iba a arrancar.

Una vez terminada esa primera parte del acto sexual yo sabia que era lo que iba a venir, no estaba preocupado pues Miguel me habia dicho que el era pasivo, asi que por logica a mi me tocaba hacer de activo asi que no tendria el problema del dolor que sufren los pasivos al ser penetrados. Miguel trajo un condon el cual el mismo me lo puso, luego saco un chisguete de crema que recuerdo era de la marca Nivea, parecia que era una crema para las manos o algo asi, y lo unto sobre el condon que estaba forrando mi pene, luego el se lo puso en su culo y en seguida se monto encima de mi para cabalgarme, yo estaba recostado en la cama boca arriba. Pero el puso sus pies sobre la cama de manera que quedaria sentado encima de mi, y la penetración se produjo, le entro como si nada y jamas se quejo de dolor, fue increíble sentir mi pene dentro de su huequito que parecia que ardia, empecé a mover mi pelvis lentamente pero enseguida acelere las arrem,etidas y eso lo volvieron loco pues podia ver como se mordia los labios. Mi desesperación por penetrarlo cada vez mas me hacian hacer movimientos fuertes y bruscos que hacian que en mas de una ocasión mi pene se salga de su hueco, si embargo rapidamente el se la volvia a meter, llego el momento en que la tenia toda adentro y el se movia como una verdadera puta, parecia que algo le picaba en su intestino y se rascaba con la punta de mi pene, asi estuvimos comos unos 5 minutos y luego decidimos cambiar de posición

La siguiente posición la elegi yo, lo recoste en la cama boca arriba y le levante las piernas a la altura de mis hombros, a pesar de sus cuarenta y tantos años Migue era muy elastico y sus pies llegaban sin problemas a la altura de sus orejas, osea lo podia doblar completamente dejando a mi disposición su rico agujerito. Procedi a clavarlo con furia, sacando mi pene totalmente y luego metiendola toda por completo, a lo que el me decia que era un salvaje que se lo haga despacio, pero yo no le hacia caso.

Asi seguimos un buen rato, y luego me puse en posición totalmente horizontal como si estuviera haciendo planchas o lagartijas creo que le llaman en otros paises mientras el seguia con las piernas dobladas, de esa forma podia penetrarlo con mas fuerza, pues todo el peso de mi cuerpo ayudaban a que la penetración fuera con mas energia. Miguel me decia que alguien virgen como yo no podia cachar o fornicar asi de rico (cosa que me elogiaba jejeje). Al rato miguel me pidio descansar un rato, pues me decia que le ardia su hueco que se lo habia hecho muy brusco y descansamos cinco minutos, minutos que me hicieron muy bien, pues yo tambien estaba algo cansado y todo sudado, cuando de pronto veo que Miguel estaba sobre la cama en posición de perrito meneando su rabo pidiendo mas verga

Yo no me hice de rogar y enseguida fui a introducirle mi pinga, no sin antes abrirle bien las nalgas y darle uno cuantos lenguetazos a ese ano superdilatado, su sabor era riquisimo, era tambien la primera vez que besaba un ano, no m dio ningun tipo de asco, empece a meterle un dedo y luego dos , como estaba tan dilatado entraban como si nada sin embargo el no queria mis dedos, sino mi tranca y asi lo hice, se la puse como qiso haciendolo nuevamente con furia, como se debe coger a una puta como Miguel. Sin embargo nuevamente el no resisitio y me pidio descansar que le ardia mucho su agujero, lo volvimos a intentar, pero ya estaba algo inflamado creo y lo dejamos alli.

Me recoste en la cama y empezó a masturbarme, pero no podia terminar, porque yo tengo el problema o el beneficio de que demoro demasiado en acabar, de modo que demoramos mucho en que me venga.

Luego nos fuimos a la ducha y nos vestimos, nos dimos un tierno beso nuevamente, y luego vino lo sorprendente. Miguel saco de su billetera dos billetes de 100 soles para darme, billetes que no acepte pues yo no soy un puto jejeje. Nos retiramos el me dejo cerca de mi casa, sin embargo no volvimos a tener una rica sesion de sexo debido a malentendidos

Si les gusto mi relato los invito nuevamente a dejarme sus comentarios a esta direccion cruladeja@hotmail.com, … saludos

 

Para volver a SEXYCUENTOS, haga click aquí



 

¿Cansado de navegar buscando porno de calidad?

Aqui tienes el mejor contenido, recopilado para tu placer:

 

¿Escribes relatos eroticos? Mándamelos por mail (preferentemente en .doc) y los publicaré

latinas
sexo
sexo anal