¿Cansado de navegar buscando porno de calidad? Aqui tienes el mejor contenido, recopilado para tu placer:

Mi madre me hizo puto 5

Cuando cumpli los 13 anos,mi madre empezo a darme hormonas femeninas,el poco pelo que tenia desaparecio,y mis caderas se fueron agrandando,mi cuerpo fue tomando cada dia mas apariencia femenina,usaba leotardos bien ajustados y mi madre me pintaba los labios y los ojos tambien las unas .Una vez al mes mi madre me llevaba a casa de un negro,ese sujeto era grande y  musculoso debia estar en los sesenta anos su verga era descomunal,el me ensenaba la vaselina,pero yo ya sabia lo que me esperaba,el me introducia la verga sin ninguna lubrificacion,yo aguantaba hasta que las 8 pulgadas entraban en mi recto pues habia aprendido a no protestar pue era peor,cuando  mi ano ya estaba lubricado su verga llegaba hasta mi prostata,y era dolor y placer al mismo tiempo,el negro tardaba en venirse una eternidad yo eyeculaba rapidamente,luego cuando el se venia me metia la verga en la boca y tenia que lamer mis excrementos.Yo tenia que mamar hasta que se le parara la verga otra vez,a veces tardaba bastante y el se ponia violento me amarraba a la cama,y con una fusta me golpeaba,el mayor problema era que me tapaba la boca con cinta adesiba,debido a una golp[iza que mi madre me propino yo tenia el tabique nasal desviado y me costaba respirar  por la nariz yo le suplicaba que no me tapara la boca pero el muy sadico disfrutaba verme sufrir,los testiculos me los apretaba con todo tipo de herramientas hasta que se ponian de color morado,me los amarraba con una cadena y en el  techo tenia una argolla donde pasaba la cadenita y entonces la jalaba y yo tenia que ir levantandome pero como estaba amarrado a la cama era terrible el dolor,asi me dejaba por tiempo,me quitaba la cinta de la boca y yo respiraba salvajemente.Luego cuando el  tenia la verga dura me sentaba encima de ella y me volvia a introducir las 8 pulgadas entonces el me apretaba mis testiculos que estaban adoloridos por el tratamiento anterior y el dolor era terrible pero yo no protestaba por miedo a que me tapara la boca las lagrimas me corrian pero mi ano aguantaba la culeada.En la noche mi madre me recojia y me preguntaba  lo que el negro me habia hecho me miraba el cuerpo y veia los moratones en mi trasero y como tenia los testiculos me mandaba vestir y entonces empezaba el regateo por el dinero pues mi madre cobraba por todo lo que me hacian no era lo mismo por una culeada normal que por un tratamiento completo.En el camino para la casa yo le decia a mi madre que le dijera a su esposo que esa noche no me hiciera nada y ella me decia "veremos veremos"yo me bajaba los leotardos y la ensenaba mis testiculos llorando la suplicaba que no me hicieran nada esa noche pero mis lagrimas no servian de nada ella riendose decia mi "putico"mamita necesita dinerito. . 


 

Para volver a SEXYCUENTOS, haga click aquí



 

¿Cansado de navegar buscando porno de calidad?

Aqui tienes el mejor contenido, recopilado para tu placer:

 

¿Escribes relatos eroticos? Mándamelos por mail (preferentemente en .doc) y los publicaré

latinas
sexo
sexo anal