¿Cansado de navegar buscando porno de calidad? Aqui tienes el mejor contenido, recopilado para tu placer:

Experiencia inolvidable

Este relato es real y por motivos obvios cambie los nombres, esta historia comienza hace aproximadamente 10 años, es decir cuando los jóvenes están descubriendo su mundo sexual, mi nombre es Oscar y soy de complexión media, tez blanca y siempre he sido muy cachondo.

Bien en esos tiempos nos reuníamos toda la familia a disfrutar de los domingos en casa de los tíos, y uno de mis primos llamado Javier, era mayor que yo por unos 3 años, el es moreno de buen cuerpo y guapo, en una ocasión nos subimos a la parte de arriba todos los primos para jugar con otros primos que salieron a la calle, y había una ventana en la parte de arriba donde apenas podíamos sacar la cabeza , así que empezamos a amontonarnos en la ventana para gritarles a los demás y estábamos tan apretados que mi primo Javier quedo sobre mi, y en la euforia de los gritos empecé a sentir algo duro que tocaba mis nalgas, y de inmediato me di cuenta que mi primo tenia su pene erecto y tocando mi rajita. La verdad es que la sensación que sentí fue nueva para mi, por que no me desagradaba, por lo que no dije nada y lo deje seguir y hasta ahí termino ese asunto.

Yo en ese tiempo me masturbaba en mi casa al regresar de la escuela, y como les dije soy muy cachondo, así que cualquier pretexto me servia para masturbarme, hasta que un día llego mi primo una tarde a mi casa con mis tíos, y empezamos a platicar y hablar de frivolidades y en eso se fue la luz y quedamos sentados en el sofá de la sala a oscuras, por lo que fui a traer una vela para poder ver algo, mis padres y mis tíos se quedaron en la cocina platicando, así que Javier y yo estábamos prácticamente solos, el me empezó a preguntar que si me había gustado lo del otro día y yo me quede helado, no supe contestarle, así que el siguió preguntándomelo mientras se tocaba el pene por encima de su pantalón y me dijo que se lo tocara, yo todavía como sedado se lo empecé a tocar poco a poco hasta que sentí su pene excitado al cien, y me dijo con voz acelerada, que se lo tocara por debajo del pantalón y guió mi mano hacia su paquete. Hufff, al sentir su pelambre en mis manos sentí una sensación riquísima, y empecé a disfrutar de ese pene grande y grueso que era mío, así que empecé acariciarlo cada vez mas y mas rápido, hasta que el cerro sus ojos y gozaba con mis caricias, yo por mi parte me baje el pantalón y con la otra mano me empecé a masturbar, que rico era sentir el pedazo grueso de carne caliente en mi mano y así seguí hasta que mi primo termino en un suspiro fuerte y chorreando toda mi mano y yo le seguí casi de inmediato ya que estaba  a mil. Terminamos y alcanzamos a nuestros padres en la cocina, a partir de ese momento mi primo Javier se convirtió en el primer hombre que me rompió el culo con su gran verga y con el que me enseñe a tener tantos momentos de placer, y con el cual viví momentos muy ardientes de los cuales les platicare mas adelante.

Favor de escribir sus comentarios a loscarbi@hotmail.com   

PD. Y si alguien quiere compartir experiencias conmigo por favor escriban.


 

Para volver a SEXYCUENTOS, haga click aquí



 

¿Cansado de navegar buscando porno de calidad?

Aqui tienes el mejor contenido, recopilado para tu placer:

 

¿Escribes relatos eroticos? Mándamelos por mail (preferentemente en .doc) y los publicaré

latinas
sexo
sexo anal