¿Cansado de navegar buscando porno de calidad? Aqui tienes el mejor contenido, recopilado para tu placer:

Amor en secreto con mi compañero de trabajo

Ante todo mi nombre es Abel, tengo 53 años, soy una persona que no represento mi edad ya que todos me dicen que me veo muy joven, soy casado hace 21 años, tengo tres hijos y hace tres años tuve una experiencia homosexual que me ha llevado a sentir muchas cosas y fantasias que no la senti durante toda la vida de casado.

Todo sucedio hace tres años en una convencion de trabajo de la compañia que laboro, tuvimos que viajar a un pais distinto al nuestro y en cada habitacion estabamos dos compañeros de trabajo ya sean dos hombres o dos mujeres en una habitacion por cuestion de costos y gastos. Nunca se me habia pasado por la mente que tenia en el fondo de mi una
inclinacion hacia el homosexualismo hasta ese dia que despues de que salimos de una de las conferencias la mayoria de los compañeros fuismos a un bar y departimos unas cuantas cervezas, entre ellos estaba mi compañero de habitacion que a decir verdad se sobrepaso con algunas cervezas de mas.

Al llegar a la habitacion el se desvistio igual que lo hice yo para ponerme la pijama y al ver su verga grande me llamo tanto la atencion que me quede viendola y se me vino a la cabeza tantas fantansias en cuestion de segundos, el se dio cuenta y trato de disimular y se coloco su pijama y se fue a la cama, yo me desvesti y el al ver mis nalgas blanquitas y paraditas se quedo
observandolas mientras yo me lavaba la boca y me vestia mi pijama.

Me fui a dormir pensando en tantas cosas cuando senti que el se vino a mi cama y se acosto junto a mi diciendome al oido que yo le gustaba y que el sabia que yo gustaba de el y asi empezo a darme besos y acariciar mis piernas y nalgas, no tuve fuerzas ni entereza para decirle que se quitara por el contrario deseaba que siguiera haciendome de todo. Cuando menos pense me estaba besando en la boca y sentia sus bigotes como me puyaban pero me gustaba y su verga en mi cuerpo como taladrandome, no me resisti mas y le correspondi con sus besos.

Asi pasamos un rato largo de la noche besandonos hasta que muy sutilmente y con mucho cariño me desvistio y se desvistio el hasta quedar totamente desnudos, me puso a mamar esa verga que sentia me llegaba hasta lo mas profundo, y yo me sentia en el cielo saboreando ese monstruo de verga en mi boca, me volteo con mucho cuidado y me beso desde el cuello hasta llegar a mi culito, que lo lubrico con la baba que le salia de esa verga y muy lentamente me introdujo poco a poco esa verga en mi culito, llore del dolor pero igual senti una sensancion que nunca habia sentido, y la metia lentamente hasta que me dejo de doler y la introdujo toda, casi no dormimos de amarnos y saborear el dulce amor que habia entre nosotros. Asi pasamos los cuatro dias en la convencion, cada que podiamos saliamos al hotel a amarnos y acariciarnos.

Hoy despues de tres años seguimos juntos como si fuera el primer dia, el vive con su familia y yo con la mia, compartimos viajes y reuniones cada vez que algo se presenta y nadie sabe ni se ha enterado de lo nuestro.

 


 

Para volver a SEXYCUENTOS, haga click aquí



 

¿Cansado de navegar buscando porno de calidad?

Aqui tienes el mejor contenido, recopilado para tu placer:

 

¿Escribes relatos eroticos? Mándamelos por mail (preferentemente en .doc) y los publicaré

latinas
sexo
sexo anal